biotecnologia

adn

Preguntas y respuestas sobre cultivos Bt y manejo de...

Preguntas y respuestas...

leer más...

Cultivos Genéticamente Modificados: Experiencias y ...

OGM...

leer más...

Pasado, presente y futuro del mejoramiento vegetal

Fitomejoramiento...

leer más...

Impacto socioeconómico y ambiental de los cultivos ...

OGM...

leer más...

Preguntas y respuestas sobre plantas genéticamente ...

Preguntas y respuestas sobre plantas genéticamente modificadas...

leer más...

Los transgénicos cumplen 20 años en el campo

20 años de transgénicos...

leer más...

Carrera de Especialización en Biotecnología Indust...

Biotecnología Industrial...

leer más...

EDUCACION

OGM

Cultivos Genéticamente Modificados: Experiencias y Prospectiva

Recientemente la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. ha publicado el libro “Cultivos Genéticamente Modificados: Experiencias y Prospectiva”, donde se analizan los 20 años de cultivos transgénicos en el mundo y los proyectos de ingeniería genética que podrían ver la luz en los próximos años.

Los autores del trabajo revisaron cientos de artículos científicos, entrevistaron a 80 personas que hablan públicamente sobre los transgénicos y tuvieron en cuenta más de 700 comentarios del público respecto a diferentes aspectos de los OGM, concluyendo que hacer declaraciones generales sobre los transgénicos es problemático, ya que es un tema multidimensional.

La evidencia disponible muestra que la soja, el algodón y el maíz transgénico han reportado, generalmente, beneficios económicos a los productores. Estos beneficios dependen de la abundancia de plagas, infraestructura disponible y prácticas agrícolas utilizadas. Los cultivos Bt disminuyeron pérdidas de rendimiento y uso de insecticidas, en comparación con las variedades no Bt. En algunos casos donde estos cultivos se sembraron en una gran superficie, disminuyeron la abundancia de plagas específicas, favoreciendo de esta manera también a los cultivos no Bt. Las variedades Bt contribuyeron a aumentar la biodiversidad de insectos comparadas con sus similares no Bt y aplicación de insecticidas. Sin embargo en algunas localidades donde no se siguieron las prácticas de manejo de resistencia de insectos se encontraron poblaciones de insectos-blanco resistentes.

Los cultivos tolerantes a glifosato (TG) mostraron un pequeño aumento de rendimiento comparados con su contraparte no tolerantes y estudios de campo no encontraron reducción de la diversidad de malezas por el uso de variedades TG. En áreas con poca rotación de cultivos y alto uso de variedades TG se encontró un número importante de malezas resistentes al herbicida. El uso sostenible de los cultivos Bt y TG requiere, indefectiblemente, la aplicación de estrategias de manejo integrado de plagas (MIP).

En estos 20 años muchas voces se alzaron para advertir los problemas que los transgénicos podrían traer a la salud. Muchos trabajos científicos indican que los alimentos provenientes de OGM son tan seguros como su contraparte convencional, pero de todas maneras los autores reexaminaron los estudios al respecto. El diseño y análisis de los estudios con animales no fue óptimo, pero la gran cantidad de ensayos realizada provee evidencia razonable de que los animales no sufren daño por comer alimentos derivados de cultivos transgénicos. Adicionalmente, estudios realizados a largo plazo en bovinos antes y después de la introducción de los alimentos derivados de OGM no mostraron efectos adversos en la salud de los animales. También examinaron datos epidemiológicos de incidencia de cáncer y otras enfermedades humanas, no encontrando evidencias de que los alimentos derivados de OGM fueran menos seguros que los no OGM.

Los beneficios socioeconómicos dependieron del carácter GM, el sistema de producción y la calidad y costo de la semilla GM. Los productores grandes, medianos y pequeños han obtenido beneficios, aunque está claro que la ingeniería genética por sí sola no puede hacer frente a los complejos retos que enfrentan los agricultores, especialmente los pequeños. Debido a la complejidad de la agricultura y a la necesidad de planificación, el apoyo tanto público como privado es esencial para maximizar los beneficios sociales en todas las áreas.

La biología molecular avanzó mucho en estas dos décadas y han emergido tecnologías más precisas para el mejoramiento de los cultivos. Se apunta a controlar una gama más amplia de resistencia a plagas y enfermedades y se está trabajando para aumentar el potencial de rendimiento y el uso más eficiente de nutrientes, aunque todavía es pronto para predecir el éxito. Los autores recomiendan inversión pública estratégica en tecnologías emergentes y en temas relacionados con la seguridad alimentaria.

Las ómicas permiten conocer la secuencia del ADN vegetal, expresión de genes y composición molecular. Se espera que ayuden a mejorar la eficiencia de los programas de mejoramiento, tanto de variedades GM como convencionales.

Los procesos regulatorios de los OGM varían enormemente entre países y son la causa de disrupciones en el comercio. Algunas nuevas tecnologías de mejoramiento han desdibujado la distinción entre ingeniería genética y mejoramiento convencional hasta el punto en que los sistemas regulatorios basados en el proceso son técnicamente difíciles de defender. Los autores recomiendan que las nuevas variedades, independientemente del proceso de mejoramiento usado en su obtención, estén sujetas a pruebas de seguridad si se le han incorporado características noveles.

En este enlace se accede al trabajo completo http://www.nap.edu/catalog/23395/genetically-engineered-crops-experiences-and-prospects 

Más imágenes de la Nota