Iluminan ambientes, benefician la entrada del sol, dan vida a los hogares, comercios y oficinas. Unos vidrios cuidados y limpios, potencian la decoración y el diseño dando ese valor agregado que atrae, mientras benefician la calidad de vida de quienes habitan el espacio.

Queda de manifiesto, no son solo ventanas, cristales u objetos vidriados, son la imagen misma que se da a los otros, por eso, su higiene debe ser tan periódica y experta. Se pone mucho en juego, más cuando son muy extensos y/o altos de alcanzar.

Para la gente de Smart Kleaning, líderes en la limpieza profesional de vidrios en Capital Federal, la sociedad entiende cada vez más la importancia de realizar esta tarea, y derivarlo, cuando se vuelve muy difícil de alcanzar por tamaño o altura, y riesgo. Sobre todo, en edificios, empresas y oficinas de negocios con vista amplia a la calle.

Se trata de una actividad que precisa de dedicación, esfuerzo y productos apropiados para volver claras y transparentes a las aberturas, como si nunca se hubieran manchado o descolorido. Es que el polvo, la tierra, las inclemencias, humedad, lluvia, etc, colaboran activamente en la acumulación de restos, que de no quitarse con asiduidad, forman capas muy difíciles de sacar luego, y disminuyen la vida útil de los vidrios.

Ahí es cuando los limpiavidrios cumplen la pretensión acabada de devolver brillo y aseo a los ventanales grandes, haciendo algo que la mayoría de las veces pueda resultar siendo muy fastidioso y peligroso para quienes no tienen el conocimiento acabado de cómo terminar con restos adheridos y opacidad en altura y extensión.

Trucos para limpiar los cristales de ventanas y puertas

Es que, cuando el aseo de vidrios https://www.smartkleaning.com.ar/limpieza-vidrios/ se dificulta, es preciso y aconsejable recurrir a expertos del área para hacerlo. Ellos son quienes mejor entenderán cuál tipo de cuidado conviene más y con qué productos y métodos, luego de un elaborado protocolo para llevarlo a cabo de modo coordinado y específico.

El de pérdigas es uno de los más usados. Es el que se hace sin escalar los frentes, solo desde el piso, con la ayuda de este aparato encastrable que se alza hasta por arriba de los 20 metros. Y que utiliza agua disolvente que hace las veces de disolvente sin precisar ingredientes tóxicos que muchas veces dañan el ambiente y opacan los cristales.

Entre los grandes beneficios de este método de vanguardia en cristalería delantera está:

  • La eliminación de escaleras y andamiajes de altura
  • El resguardo del equipo de higiene
  • La no afectación ecológica
  • El acceso fácil a rincones complicados del inmueble
  • La higiene y lavado de muchos vidrios con un solo elemento de trabajo

– Velocidad de brillo y secado frente a otros aparatos que tardan más tiempo